Archivos Mensuales: agosto 2010

“I’m here”: La mejor cara del director Spike Jonze en formato cortometraje


El último trabajo del director Spike Jonze es un cortometraje de treinta minutos que le fue encomendado por la marca Absolut Vodka, como campaña promocional. Con esta premisa podríamos pensar que Spike Jonze se “vendería” o sería obligado a realizar un corto al servicio del marketing, plagando los escenarios de product placement. Pero todo lo contrario, la marca promotora le dio vía libre a Jonze dando lugar a uno de los cortometrajes más interesantes que un servidor ha visto últimamente.

I’m here es la historia de amor entre dos robots. Sheldon, un robot que trabaja como ayudante en una biblioteca y que siente que no pertenece a este mundo, conoce a Francesca, una alocada robot que no duda en quebrantar las normas, tomando las riendas de su vida y que se contenta con la certeza de ‘estar aquí’. Cada uno encuentra en el otro su complementario, aportándole uno lo que le falta a otro sin pensar las consecuencias.

Con una estética similar a la de su último largometraje, ‘Donde viven los monstruos’, Spike Jonze nos muestra un Los Ángeles donde los robots son utilizados para desempeñar ciertos trabajos. Un lugar de humanos intolerantes, de robots despreciados, de soledades compartidas, un lugar de gris cotidianidad donde finalmente surge el amor. Un lugar que se convierte en ese ‘aquí’ que Francesca reivindica en sus panfletos de ‘I’m here’.

La calidad técnica es inmejorable, con la tecnología a favor de la narración. Una poesía visual donde Spike Jonze delata su trayectoria como director de videoclips. Así, su realización, sumada a la interesante banda sonora, con temas como ‘The past is a grotesque animal’ de Of Montreal, hace pensar que, más que de un cortometraje, se trate de un largo videoclip.

Además, recientemente se ha anunciado la salida de  una banda sonora complementaria al cortometraje, que incluirá temas de Girls y Animal Collective entre otros, y que saldrá a la venta el 5 de octubre.

Anuncios

Barcelona Acció Musical (BAM): Queda menos de un mes para el festival


Resulta un tanto extraño el desconocimiento general de este festival fuera de Catalunya. Y eso que este año llega ya a su mayoría de edad. 18 ediciones que nos han traído SIEMPRE GRATIS a las mejores bandas catalanas (como Love of Lesbian o The New Raemon en varias ediciones, La Casa Azul, Facto Delafé y Las Flores Azules, etc.), nacionales  (L.A., Krakovia, Vetusta Morla, Supersubmarina…) y algunas internacionales de primera línea como The Hives en 2009 o Primal Scream en 2008.

El festival se reparte por varios escenarios localizados en diferentes puntos de la ciudad, como por ejemplo el amfiteatro del Parc del Fòrum (escenario MTV), la plaza del Reial (escenario Sidecar) o junto a la Antiga Fàbrica d’Estrella Damm. Se caracteriza por no ser un evento de un estilo musical definido, sino que tenemos música para todos los gustos; desde el rock, pasando por el pop o el hip hop hasta la rumbita o el reggaeton. Todo tiene cabida en sus distintos escenarios.

Spot BAM 2010 (Barcelona Acció Musical) from Boogaloo Films on Vimeo.

De la edición de este año, por ahora, se sabe relativamente poco. Se celebrará del 23 al 25 de septiembre y por ahora las actuaciones confirmadas más destacables son los ingleses Goldfrapp, Belle & Sebastian y los americanos Ok Go en lo relativo al marco internacional, mientras que, del panorama nacional, también podremos disfrutar de Manos de Topo, Nueva Vulcano, Tulsa o el último grito dentro de la música catalana, Els Amics de les Arts.

Todavía queda medio cartel por revelar aproximadamente, pero este año se presenta ya como una gran edición, aunque dure unos días menos. Y un servidor ya se habría buscado algún sitio  barato para quedarse a dormir en Barcelona durante los días del festival si no fuera porque se va a vivir a Italia.

Encontrareis más información sobre el BAM en su página web: www.bam.cat

You Love Her Coz’ She’s Dead: aquí llegan los Crystal Castles británicos


De acuerdo, queda muy feo comparar tan directamente un grupo con otro, pero cualquier persona podría confundirlos perfectamente a los pocos segundos de escuchar algún tema suyo. Y no solamente su música, dado que su apariencia física también tiene cierto semejante. Escuchemos un tema suyo para hacernos una idea sobre lo que estoy diciendo:

A diferencia del dúo canadiense, su música suena mucho menos oscura. Por poner un ejemplo, las voces no están tan distorsionadas, e incluso se llega a entender qué está cantando sin tener que recurrir a webs de letras (porque no, yo no me creo que en “Doe Deer”, los Crystal digan “deathray, deathray” todo el rato).

You Love Her Coz’ She’s Dead todavía no tienen ningún LP en el mercado, pero ya tienen a la venta un conjunto de singles la mar de interesantes, así como unos cuantos remixes de trabajos de otros grupos dignos de tener en cuenta. Además, en 2009 ya sacaron un EP, llamado “ Inner City Angst”, que no suena nada mal.

Sí, la portada nos recuerda mucho a la estética del cómic clásico americano. De hecho, la temática de sus letras es la de los superhéroes y luchas. Su tema más conocido (por su aparición en la tercera temporada de Skins) se llama así, “Superheroes”, que junto a el uso indiscriminado de música 8-Bit y tirar casi literalmente sintetizadores varios contra las paredes y arrastrarlos por el suelo, van a hacer las delicias de muchos nintenderos, forofos de los videojuegos retro y fans de la electrónica trallera en general.

El formato de boy/girl band está en alza (estos dos no son los únicos. También hay otras parejas como Heartsrevolution, Kap Bambino, etc.) y por ahora suena original, pero si no se innova un poco más, igual nos cansamos pronto. A ver qué nos deparan todos estos grupos, que cada vez se están abriendo un hueco mayor en el mercado  musical.

The Big C: la nueva serie de Showtime, una comedia negra sobre el cáncer


“Si estuvieras lista para irte, ¿has pensado en irte sin más?” le pregunta Cathy, la protagonista, a Marlene, una mujer mayor que ya ha tirado la toalla porque quiere encontrarse con su marido y sus amigos, todos muertos.

Cathy no está lista para irse sin más, da volteretas en el instituto donde da clases, construye una piscina para hacer con su hijo el “banana split” y va enseñándole las tetas al primero que pasa probablemente porque le apetece que alguien se las mire. No quiere quimioterapia, no quiere que la cuiden y nadie sabe que tiene cáncer excepto su médico con el que tiene una relación que en la seguridad social española es impensable. Por no hablar de su marido, que sí que sabe pasárselo bien, su hermano que es una mezcla extraña entre mendigo ecologista y su hijo que es un auténtico cabroncete al que Cathy está dispuesta a meter en verea antes de irse para el otro barrio. Todo esto lo hace porque sabe que su tiempo se está acabando y se ha dado cuenta que es la persona más aburrida del mundo y eso tiene que cambiar.

Reconozco que a mi me ha emocionado el primer capítulo, el tema de la muerte estará presente desde el principio hasta el final, aunque como la protagonista dice le consuela pensar que todos estamos muriendo. Probablemente llegar a ese punto en la vida en la que aceptas tu propia muerte, ya sea más tarde o más temprano, sin duda debe hacerte sentir tan en armonía contigo mismo que te sientas capaz de cualquier cosa. Y es eso precisamente lo que intenta transmitir esta serie: hasta dónde serías capaz de llegar en la vida sabiendo lo cerca que está tu muerte.

Lo bueno de todo esto es que quien está detrás es Showtime (Weeds, Californication, …), lo que quiere decir que la comedia está garantizada porque sino acabaríamos todos cortándonos las venas y eso no estaría bien para la continuidad de la serie. Y es que desgraciadamente el cáncer está en nuestras vidas de una manera u otra y al fin y al cabo habrá que hacerle frente en algún momento.

Darlene Hunt, la creadora, ha conseguido que una situación límite en la vida de una persona que la lleva a darse cuenta de lo aburrida que es sea divertido y desde luego nos invita a echar un vistazo a nuestras propias vidas para empezar a hacer que cada segundo cuente.

The Big C se ha estrenado en EE.UU. hace escasos días (sólo hay dos capítulos disponibles) pero espero que antes de que todo acabe, la gran C signifique lo grande que fue Cathy con su cáncer sin autocompasión, sin dramas innecesarios, intentando vivir su vida dentro de un gran hoyo que parece que fuera su propia tumba.

“Conocerás al hombre de tu sueños”, la nueva película de Woody Allen


Desde hace unos años Woody Allen no nos sorprende mucho, se dedica a hacer una película por año, ligera y falta de las dosis de ironía y neurosis con las que nos encandiló. Sus nuevos films destilados y cojos arrastran a nuevos espectadores a las salas, los cuales mayormente conocen el nuevo periodo del director, bajo mi punto de vista el más flojo, desde “Scoop” (2006) hasta ahora.

Lo nuevo del director judío es un drama con algo de comedia que nos cuenta la vida sentimental de varios miembros de una familia con el que parece volver a sus orígenes pero se queda corto, quizás lo mejor sea que aquí encontramos temas ya tratados en sus grandes películas como “Annie Hall” (1977). Con un ligero recuerdo a “Poderosa Afrodita” (1995) en “Conocerás al hombre de tus sueños” parece que el viejo Woody nos quiere lanzar una interesante reflexión final en la que quizás la ignorancia y el autoengaño, -quizás a esto se deba la ligereza de sus últimas películas- por ejemplo mediante el esoterismo, pueden hacer mejorar nuestra existencia.

Reconocemos a los protagonistas e incluso podemos reconciliarnos con el director porque su huella parece estar ahí, entre el escritor y la galerista de arte en un matrimonio en crisis, la musa infeliz, y el anciano hedonista, todo bañado en vino blanco… sí, pero falta algo. Ya no es lo mismo, ya no hay pánico, ni psiquiatras, ni chistes de judios. Allen decidió cambiar América por Londres, y creo que olvidó algo en Manhattan.

Black Swan: la nueva película de Darren Aronofski, un thriller con Natalie Portman


Después de las buenas críticas recibidas en su último trabajo, “El luchador”, Darren Aronofsky (al que muchos veneramos por su obra cumbre “Réquiem por un sueño”) vuelve a la carga con su nueva película, “Black Swan”. Un inquietante thriller protagonizado por Natalie Portman, Nina, bailarina de ballet.

La película se estrenará en diciembre de este año es Estado Unidos, mientras que aquí en España sigue sin tener fecha confirmada. De momento podemos disfrutar del primer trailer oficial.

Hola a Todo el Mundo: Palmas, violines, banjo, campanas, acordeones y una sonrisa en los labios


Con un coro de voces compuesto por todos los integrantes del grupo, cinco, y 2 o 3 instrumentos por cada uno tocados con una sonrisa en los labios suenan a algo que recuerda entre Fleet Foxes y Arcade Fire. Si ya tiene mérito que Fleet Foxes suenen como suenan viniendo de Seattle, la ciudad con el sonido más estereotipado del universo, más aún lo tiene si vienen de Madrid como es el caso de HATEM.

Palmas, violines, banjo, campanas, acordeones y por supuesto guitarra acústica alternada con la eléctrica entre otros instrumentos, que parece que te transporte al  salón de estar de una cabaña rodeada por montañas y aún así es tremendamente emocionante escucharlos en cualquier lugar. Transmitir buen rollo sin ponerte de los nervios no es tarea fácil y mucho menos manteniendo el buen nivel que tiene el disco de principio a fin. Para los que crean que son un grupo de tema pegadizo con un recurrente “Nananaa” (“A movement between these two”) están muy equivocados, que sigan escuchando por favor.

Doy fe de que tienen un directo corto (con un solo disco en el mercado no le podemos pedir peras al olmo) pero intenso y recomendadísimo.  El 8 de octubre podremos volver a verlos en el festival Monkey Week de El Puerto de Santa María (Cádiz). Yo repito seguro.

Predicador, el lado salvaje del cómic americano vuelve de la mano de Planeta.


Los aficionados al cómic somos personas con una increíble paciencia, en especial los que esperamos mes a mes un nuevo número de nuestra serie favorita, siendo víctimas muchas veces de políticas editoriales mas propias de los corsarios. Y desde su primera aparición en España es lo que pasó con “Predicador” (Preacher), buque insignia de Vertigo (Subsello de DC Comics), que iba publicándose a entregas irregulares (y a precios abusivos) y que pasó por varias editoriales, siendo un calvario para el fan y su pobre bolsillo. En 2006 Planeta decidió reeditarla completamente en números mensuales en edición prestigio y luego en varios tomos.

Ahora, en 2010 han decidido reeditar la obra en 3 lujosos (y económicos) volúmenes que recoge el opus completo y los especiales complementarios y series limitadas paralelas. Lo curioso es que los volúmenes imitan a una Biblia, con tinta dorada incluida, un placer auténticamente sacrílego.

Para introduciros en “Predicador” solo diré una cosa: revolucionó tanto el cómic como “Perdidos” lo hizo con las series, así, sin mas. Una serie que combinaba distintos géneros, con situaciones altamente provocadoras (más de una vez estuvo a punto de ser cancelada), con una visión mordaz y crítica contra el cristianismo, con más tacos por página que en todo el metraje de “Scarface”… y todo ello bajo el prisma de western crepuscular a los Clint Eastwood.

Y se cuenta la cruzada de Jesse Custer, predicador de un pueblecito de Texas que es poseído por Génesis, criatura celestial nacido de angel y demonio y que ha escapado del cielo. La fuga del ente coincide con la fuga del propio Dios, temeroso que las revelaciones de Génesis provoquen la pérdida de fe de la raza humana. Custer decide buscar a Dios para hacerle pagar por todo el daño infligido, por la muerte y destrucción hechas con su nombre… y para liberarse a si mismo.

Pero Jesse no está solo, en su cruzada tendrá a su Tulip, antigua amante y asesina a sueldo, y a Cassidy, un vampiro irlandés de 200 años alcohólico, yanqui y altamente inestable. Pero durante los 65 números nos encontraremos multitud de personajes de diversa calaña, como Caraculo ( adolescente cuya deformidad se debe a un intento de imitar el suicidio de Kart Cobain ), la familia L´Angelle ( los oscuros parientes de Jesse), el Santo de los Asesinos (soldado de dios encarnación de la violencia y la masacre) o el General Starr ( líder del Grial, hermandad que espera el fin del milenio para presentar a su nuevo mesías, un tarado producto del incesto ancestral entre la progenie de Jesucristo), por no hablar de John Wayne, que se aparece ante nuestro héroe como voz de su conciencia.

Los geniales guiones de Garth Ennis (l´enfant terrible del comic USA), los dibujos de Steve Dillon y las geniales portadas de Glenn Fabry dan forma a esta maravillosa serie que mezcla humor, sexo bizarro, violencia, cultura pop y western. Una obra esencial para entender el cómic de los 90.

“Predicador” ha sido editada por Editorial Planeta.

Iron Maiden: “The Final Frontier”, su nuevo album, Top 1 de ventas en España


Resulta cuanto menos curioso que en España, país de la pandereta, de El Canto del Loco y Fondo Flamenco, un grupo de heavy como Iron Maiden sea el más vendido de la semana. No les verás nunca anunciados en televisión, nadie te pedirá que te bajes su politono enviando “Doncella” al 5545, en las emisoras de radio más escuchadas nunca nadie ha oído hablar de ellos y, sin embargo, ahí están, en el número 1.

Yo, colaborando con la causa también me compré el disco. “Mission Edition” nada menos, con una bonita caja de metal y la carátula diferente (sin el logo del grupo ni el nombre del disco). Además, me da acceso a nosecuantas chuminadas contenido exclusivo entre el que destaca un videojuego llamado “Mission II: Rescue and Revenge!”, el cual no he podido probar todavía.

Me daba un poco de miedo la cosa, dado que ya salí escarmentado de comprarme su anterior disco, “A Matter of Life and Death”, sin haberlo escuchado antes (me parece de lo peorcito que ha sacado la banda jamás). Además, el primer single, “El Dorado”, me parece bastante flojo para lo que se supone que es la mejor canción del LP. Pero bueno, si se es fan, se es fan. Y no iba a tener todos sus discos menos este.

La introducción del disco, llamada “Satellite 15… The Final Frontier” no está mal. Tiene muchos cambios de ritmo y tal, rollo partes distintas de una opereta. Continua con el antes mencionado “El Dorado”, que me parece bastante mediocre. Y le sigue todo un elenco de cortes larguísimos (menos 3, todas pasan de los 6 minutos) tirados a veces hacia el metal progresivo, otras algo más guitarreros, del cual no sabría qué destacar realmente. “Coming Home” o “The Talisman” quizás. Eso sí, ya aviso de que ninguna de ellas será un nuevo “The Trooper” o “Run to The Hills”, la verdad. Desde “Rainmaker” que esta gente no hace ningún temazo.

Resumiendo, The Final Frontier no creo que sea el disco heavy del año. Pero en conjunto, suena bastante redondo. En definitiva, no es el peor disco que han sacado los Maiden, pero tienen muchos de mejores. Up the Irons!

The XX: ¿Hay algo más allá del hype? Revisamos su álbum un año después de su lanzamiento


La semana pasada el primer álbum publicado por The XX cumplió un año. Hoy, el grupo cuenta con más de 22 millones de escuchas -”scrobblings”- en last.fm, fenómeno que sólo hemos visto superado por unos pocos, como Lady Gaga en el marco del mainstream o por MGMT dentro del panorama indie hace un par de años.

Un servidor, que a veces es un poco escéptico con estas cosas, nunca les había hecho demasiado caso, hasta hace un mes. Sea por el aburrimiento estival, de tanto escuchar hablar de ellos, porque el último de Massive Attack no me acaba, porque Sigur Rós son demasiado deprimentes para el verano, o porque tenía que suceder y ya está, me acabé bajando el disco.

Pongo el CD en iTunes y le doy al play. El disco empieza con “Intro”, y   rápidamente me quedo con las guitarras, algo efectistas, pero que me encantan como música de fondo. En “VCR” empiezan las dos voces, que se complementan y completan. Y todo el disco fluye, sin estridencias, casi hipnóticamente. A la segunda escucha ya me tiene enganchado y a la tercera vez que lo escucho, sin parar, para mí es un must que debo conseguir original cuanto antes.

Se ha convertido en mi disco del verano: me lo pongo en el trabajo, en casa, en el móvil, tomando el sol en la piscina, estudiando, de resaca… ¡una maravilla, oiga! Creo que ya empiezo a entender todo el éxito y el hype que ha tenido el LP: como no molestan, los ponemos en casi cualquier situación y sin darnos cuenta ya es el grupo que más escuchamos.

El antes cuarteto -ahora trío- de Londres la verdad es que no ha inventado nada nuevo. Ni en lo musical, ni en la puesta en escena, ni en su estética. Podríamos decir que han cogido lo mejor de cada casa y han sabido cómo mezclarlo para que suene perfecto. Y todo eso a los veinte años. Tengo curiosidad por saber qué harán cuando maduren un poco más.