Takashi Miike: Sangre y películas. Ten siempre los ojos abiertos; los límites son para los demás


Miike. Director de cine japonés. Por más cinéfilo que seas no habrás visto ni un tercio de lo que ha hecho. De este modo, el adjetivo más preocupante relacionado con él será: prolífico. Obscenamente prolífico. En cualquier caso, habiendo visto un par de sus películas, es fácil que te enganches. O que le odies. Miike, a un nivel superficial, es sobre todo perversión. Es amputaciones y tirones de carne, es sexo y aspersores de sangre, es planos imposibles, montajes frenéticos y pausados y frenéticos y pausados. Es ver cómo una mujer pare a un hombre adulto con todo detalle, perdido, empapado en líquido amniótico. Miike es yakuzas y tiroteos y hasta animación; efectos especiales más producto de su mente que del dinero, escenas criminales que le ponen a la altura del mejor Coppola o el mejor Scorsese; Miike es Tarantino, es Cronenberg. Es capaz de igualar la enigmística de Lynch para después hacer un musical sobre zombis y salir airoso de su propia volubilidad. Si quieres cabrear realmente a esos colegas tuyos que dicen que les gusta el cine, llevales a ver la última de Miike (sea cual sea). Porque también es de esos tíos que se atreven a desafiarte. Puede ser épico o no salir de la habitación. Puede escribir sobre intimidad y miedos de a pie o sobre bolas de fuego que destruyen el mundo, y que no son meteoritos. Piezas: Un plano secuencia sigue a Ichi por la calle en “Ichi the killer”; lleva un atuendo negro con el número “1” estampado en amarillo en la espalda; la imagen se distorsiona, se oscurece y a veces solo vemos el número, flotando. Los protagonistas de “Dead or alive” se enfrentan en un duelo final en el que uno de ellos salta sobre el parabrisas del coche en marcha del otro, entrando por él, con un fondo de atardecer más propio de Kim Ki Duk. La chica de “Audition” parece inocente y cándida durante casi toda la película, pero espera. En “Gozu”, en una escena de al menos dos minutos en plano fijo, un tipo se fuma un cigarrillo, abre la ventana de un primer piso desde fuera y le estampa una piedra en la cabeza a otro; sólo oímos el ruido del impacto, nadie hace muecas. Esos son solo algunos momentos sueltos.

Si ves a este habitual de los festivales con sus mechas y sus gafas de sol, y si además te enteras de que ya ha hecho cincuenta películas teniendo cincuenta años, lo más fácil es que pases a otra cosa. Pero cuidado, ese tipo de pereza es la que más momentos de gloria nos roba. Este auteur trabaja al margen de los géneros, de un modo visceral, sin miedo a las secuelas si las encuentra necesarias y adaptando lo que haga falta, anime, manga, otras películas… Pasar del amor a las heroínas ciberpunk es algo que por desgracia solo deja con la boca abierta a unos cuantos aficionados a seguir la información cinematográfica. Pero como decía, Miike es tan talentoso como prolífico, lo cual salpica su filmografía con algunas películas más irregulares, ideas brillantes quizá solventadas demasiado pronto. Por otro lado, a su favor hay que decir que también alberga en su carrera algunos de los mejores títulos de los últimos años. La trilogía “Dead or alive” podría ser una buena forma de entrar en su universo. Una historia que comienza como un film de yakuzas ejemplar para ir transformándose poco a poco en algo delirante, escenas de las que no puedes hablar con toda esa gente que no haría tres horas de cola en el festival de Sitges. Así que lo que hace Miike, ante todo, es lo que tan pocas veces se ve ya: CINE. Y quizá esto podrá sonar a piropo fácil y sobado (y en realidad lo es), pero quien ha disfrutado con películas en las que no se entendía nada a bote pronto, en las que la imagen lo era todo, y en las que las sensaciones empezabas a sentirlas desde el estómago, sabe de qué hablo. Si estás esperando sutilezas fáciles, tramas de sexto de EGB, o historias asociadas únicamente a la realidad cuadriculada en la que vives, no veas nada de este loco. Por eso hablo de CINE, porque como ya ha dicho muchas veces Tarantino (por supuesto, fan acérrimo del felado aquí…), una cosa es el cine y otra cosa es la vida real, incluso siendo indisociables. Y en cuanto a esos que se excusan siempre con que no pueden ver nada de terror, o retorcido, o que “lo pasan mal” y solo quieren entretenerse cuando ven una peli… ¿qué hacéis leyendo aún este artículo? ¿No dan nada en la tele?

Para los que necesiten estar al día, decir que el realizador ha presentado en Venecia sus dos últimas obras, “Zebraman 2” y “13 Assassins”. Por otro lado, en el video tenéis un mix de imágenes de películas del susodicho bastante currado por parte de un tal danus74: un minúsculo aperitivo de la imaginería visual de alguien -quizá el único- que se atreve a todo.

Anuncios

18 pensamientos en “Takashi Miike: Sangre y películas. Ten siempre los ojos abiertos; los límites son para los demás

  1. Píntiga dice:

    impactada me deja, como poco ya me has metido ganas de ver alguna de sus pelis ya, alguna sugerencia para empezar?

  2. Jordi M. Novas dice:

    Si eres valiente: “Audition”, y si tienes estómago y sentido del humor, “Ichi the Killer” por ejemplo.
    Y si esas te gustan, cualquier otra 🙂

  3. Adrián García dice:

    Pues a mí también me ha entrado el gusanillo de ver algo. Apuntadas la recomendaciones también 🙂

  4. […] [Antes que nada, decir que el relato (para los que no lo conocieran; es decir, casi todos) tiene una continuación (o algo así) aquí, por si a alguien le interesa. Para el video, he elegido uno curioso para ser de youtube, ya que son nada menos que veintitrés minutos. Es una interesante forma de promoción muy recurrente en Estados unidos; en este caso son Emma Stone y Jessie Eisenberg cuando estaban de promoción por "Zombieland". Ellos mismos se lo guisan y se lo comen; presentan el espacio y contestan preguntas, tanto externas como las que se hacen entre ellos. Los que como yo pilléis un treinta por ciento de lo que dicen (o nada), fijaos más en el formato, o en los ojos de la muchacha, etc; los que ya seáis cinturón negro en vuestra academia de inglés -y si realmente se aprende inglés en esas academias- disfrutadlo. Obviamente Emma Stone pasa a ser a partir de ya musa proyeccionera, todas sus películas me gustan por un motivo u otro, y sobre todo me gusta ella. Aunque son muy recomendables la ya mencionada “Zombieland” y “Supersalidos” (sí, esta ultima incluso llamándose así). En otro orden de cosas, he escrito para Paniko Nuclear un artículo sobre uno de mi heroes personales: Takashi Mikke.] […]

  5. Victor Hurtado dice:

    Necesito un programador… Pa solucionar el codigo de los comentarios joder…

  6. winnie0 dice:

    Miedo me dan estas pelis…Me paso para darte las gracias por tu visita a mi blog y para echar un ojillo por aqúi. Besos y nos leemos

  7. M. Escuin dice:

    Buen artículo y buena intro, sí señor. El vídeo es la mejor intro a Takashi que podrías haber hecho. Si bien no me apetece ver con todo lujo de detalles el parto de una mujer dando a luz a un hombre adulto, creo que vale la pena que me mire algo suyo. Buscaré Audition, y si no, a ver si me la dejas, ¡que seguro que la tienes! 😀

  8. Ver ver.. no sé cuántas he visto. Tener, tengo Dead or Alive 1, Ichi the Killer, y Gozu, que recuerde… Audition no la tengo. 🙂

  9. Chiu dice:

    Genial! no dejas de sorprenderme

  10. Dorian dice:

    ¡Hey! gracias por dejarme el enlace, me gusta descubrir este tipo de pajas.

    A ver si cuando vuelva a España me hago con alguna película de las que estais hablando, no he visto aún nada de Miike.

    Saludos

  11. Ichi the Killer me sorprendió gratamente, pasándose a convertirse en un clásico en mi casa, joder todavía recuerdo cómo se raja los labios el protagonista. Sublime Miike y genial también el gran Park Chan-wook. Saludos.

  12. L. Huesca dice:

    De Miike he visto bastantes, y bueno, es un autor demasiado particular pero difícil de encasillar. “Audition” es magistral, pero tiene auténticos truños, todo sea dicho. Os recomiendo el episodio “Huella” de Masters of Horror y la guay “The great yokai war”.

  13. Prefiero los truños de Miike (que al menos son arriesgados e imaginativos) antes que otras películas que están hasta en la sopa: vease, como ejemplo más reciente, “Avatar”, que a este paso se va a convertir en la película más sobrevalorada de los ultimos cincuenta años. (Y eso que Cameron en general me gusta.)

  14. L. Huesar dice:

    Avatar la disfruté como un niño de 9 años… pero hay que reconocer que es floja floja, y eso que he visto Terminator 2 unas 350 veces (Y no miento)

  15. La primera que vi de este loco fue Ichi y me pareció buenísima.Su total originalidad era radicalmente diferente a todo. La idea del asesino llorón y a la vez monstruoso me dejó fuera de sitio. Despues he visto la primera de Dead or Alive y el principio me flipó. Por momentos se me hizo larga pero el final es decir: Soy el director y hago lo que me sale de los cojones. Cosa que me parece perfecta. De hecho es lo que pienso que hay que hacer en todos los ámbitos de la vida.

  16. Aitor_Maiden dice:

    Ichii the killer me puso el estómago del revés, y aún así me encanta. Aunque Mike me parece algo irregular. Prefiero a Kitano, mucho mas pausado y con un cine mas meditado, no por ello menos violento. Aunque últimamente también está algo irregular.

  17. Mariola dice:

    Oy, qué miedoooo!!
    quitaquitaquita!!!! que me acojonoooooo!!!

    Besito

  18. Mashinito dice:

    Yo la primera que vi de Miike fue también Ichi, y me encantó (aunque siga sin entenderla del todo).

    Para película WTF recomiendo totalmente La Felicidad de los Katakuri.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: