Archivos Mensuales: octubre 2010

“Los Ojos de Julia” por fin se estrena en los cines de toda España: el thriller español está en forma


Por fin se estrena en los cines de toda España la que puede ser la película nacional más esperada del año, Los ojos de Julia.

Los productores de El orfanato, con Guillermo del Toro a la cabeza, nos traen esta nueva historia llena de suspense dirigida por el joven Guillem Morales y protagonizada por Belén Rueda. Y antes de que empecéis a saltar con los tópicos de que el cine español no vale un carajo y de que Belén Rueda no ha evolucionado desde Los Serrano, debo deciros de antemano que os estáis precipitando en vuestras ideas. Es un buen thriller de suspense e intriga que llega a provocar en el espectador momentos de verdadera angustia que parece que no se van a terminar nunca, tiene escenas y planos memorables y no creo que se le pueda reprochar nada a la interpretación de Belén Rueda que durante el rodaje de algunas secuencias de la película se llega a poner en real riesgo físico.

La película fue la encargada de inaugurar el pasado Festival de Cine Fantástico de Sitges. Lo hizo con una buena acogida por parte del público y de la crítica aunque con algún problema técnico durante su proyección. La historia narra como Julia (Belén Rueda) tiene una enfermedad por la que va perdiendo vista con el paso del tiempo, enfermedad que tiene en común con su hermana gemela la cuál muere en una situación extraña. Julia se ve envuelta en una investigación a través de la oscuridad.

Para no desvelar nada más, sólo diré que las actuaciones masculinas son muy notables, con un estupendo Lluís Homar y un misterioso a la vez que sorprendente Pablo Derqui.

Si hay que apostar por el cine nacional, habría que darle una oportunidad a Los ojos de Julia.

Anuncios

My Chemical Romance vuelven con “Danger Days: The True Lives of the Fabulous Killjoys”


Atrás quedan aquellas pintas de emo glam-roquero-gótico-punk. Los chicos de New Jersey vuelven con una estética totalmente renovada. Colorines, muchos colorines que dejan de lado el blanco, negro y gris dominantes del disco “Welcome to the Black Parade”. La muerte ya no es omnipresente. Y como si alguien les hubiese metido prisa para abandonar totalmente el rollo anterior, al igual que ya lo habían hecho otros grupos similares (e.g. AFI, Panic! at the disco…), en apenas unos días no sacaron un single, sino dos.

El disco nuevo, que se llamará “Danger Days: The True Lives of the Fabulous Killjoys” sale a la venta el próximo 22 de noviembre. Y el primer single, “Na na na” ya lleva unas semanas rodando por internet, aunque hace relativamente poco que su videoclip ha visto la luz. El segundo single, “The only hope for me is you”, tampoco suena nada mal. Salió unos pocos días más tarde y se parece un poco más a sus temas anteriores, musicalmente hablando, aunque con ciertos arreglos electrónicos. Y por si alguien se lo está preguntando, “Desolation Row”, la canción que hicieron para la banda sonora de la película Watchmen no estará incluida en este disco.

El vídeo, ambientado en una California desolada del año 2019, está a medio camino entre Mad Max, los videoclips de Gorillaz y alguna road movie casposa americana. Personalmente, y aunque no considero que sea su mejor clip, me gusta el resultado. Es más, puede que vaya a verlos, aunque no tienen ninguna fecha por ahora en España o Italia. Todo se verá en cuanto se ponga a la venta el álbum.

Escucha el segundo single aquí.

“Exit through the gift shop”, la primera experiencia cinematográfica del polémico Banksy


“Exit through the gift shop” es la primera experiencia cinematográfica del polémico Banksy, considerado como el mejor artista urbano de la actualidad. Desde mediados de los años 90, este artista (terrorista para algunos) empezó a hacerse conocido por sus graffitis y dibujos esparcidos por diferentes ciudades inglesas, y donde aparecen claros mensajes satírcos de la socidad actual. A ello hemos de unir su pionero uso de la plantilla y el secretismo con el que lleva su identidad, que le llevó a no estar presente en las premieres del presente documental en las ediciones de los festivales de Cannes y Sundance (realmente si estaba, pero mezclado entre el público).

Estamos ante un documental atípico. El própio Banksy, entre sombras ycon la voz distorsionada y tras una genial escena de créditos, nos lo informa desde el principio: este documental no va sobre el. En lugar de ello se nos va a contar la historia de Thierry Guetta, emigrante francés dueño de una tienda vintage en Los Angeles que, un buen dia, se dedica a coger una videocámara y a grabar todo lo que se pone por delante (Genial el tropiezo con Noel Ghallagher). Durante un verano en Francia descubre que su primo es Space Invader, un tipo que se dedica a pegar mosaicos con la forma de los personajes del famoso videojuego, y se dedica a grabarlo. De vuelta a LA, Thierry se dedicará a filmar toda la evolución del arte urbano de su ciudad, y de incluso de otros lugares del mundo, hasta que se tope con Banksy… y poco a poco el mismo se convierta en un reputado artista conocido como Mr. Brainwash.

El documental lo podríamos dividir en dos partes muy claras. Una primera donde a través de la mirada de Guetta nos adentramos en la grabación directa de los artistas callejeros. Y una segunda que parte de la aparición de Banksy y su arte para hablarnos de los facil que la creación de un artista de la nada. De como el espíritu gamberro de estos actos se convierten en todo aquello que quieren criticar: MERCANTILISMO salvaje. Así vemos como Banksy es un artista gamberro pero todo el mundo quiere una obra suya, aparte de ser el sueño húmedo de todos los alcaldes del mundo (“En mi ciudad estuvo Banksy”).

Interesante documental, que ya podemos considerar como uno de los grandes del género. Un único pero, si eres graffitero o haces cosas parecidas, tendrás ganas de apalizar a Mr. Brainwash. Un besito.

PUNTUACIÓN: 8/10

‘Federico Fellini. El Circo de las Ilusiones’ nos descubre el origen del imaginario felliniano


‘Nuestros sueños son nuestra única vida real’ dijo Federico Fellini en algún momento, y ese ideal fue el que trasportó a sus obras, ya sean caricaturas, películas o diarios pictóricos.

Eso es lo que podemos encontrar hasta el 26 de diciembre en el CaixaForum de Madrid, que ofrece la exposición ‘Federico Fellini. El circo de las ilusiones’, una muestra sobre uno de los directores de cine que sentaron las bases de la modernidad cinematográfica y que ya pudo ser disfrutada a principios de año en el CaixaForum de Barcelona.

La exposición se articula en torno a los temas y obsesiones del cine de Fellini, por lo que no se trata de una muestra cronológica, sino de las diferentes pinceladas que conforman el imaginario felliniano. Así descubrimos algunas facetas del director desconocidas por muchos, como su trayectoria como caricaturista o las ilustraciones de su ‘Libro de sueños’.

A sus diecinueve años Fellini deja su Rímini natal para trasladarse a Roma, donde comienza a trabajar como caricaturista en diversas publicaciones. Las obras que podemos disfrutar al inicio de la exposición muestran esta primera faceta del director donde se observa el gran dominio de la sátira y el fuerte poder imaginativo para crear extraños personajes que poseía el joven Fellini.

Tras esa primera etapa como caricaturista, pasamos a su trayectoria cinematográfica, tanto como colaborador de obras de amigos como Roberto Rossellini o ya como completo director de un film. Allí encontramos lo que se ha llamado el ‘Circo Fellini’, el mundo carnavalesco plasmado por Fellini. Un mundo lleno de sátira y caricaturas, de payasos, fiestas y mujeres, muchas mujeres, siempre mujeres. Y es que uno de los temas más recurrentes en el cine de Fellini es la mujer y sus múltiples caras, la leal Gelsomina de La Strada, la sensual Anita Ekberg de La Dolce Vita, la prostituta de Las noches de Cabiria. La exposición explica a la perfección la obsesión del autor por ese ideal de mujer que quería plasmar en todas sus obras, ideal que en muchas ocasiones coincidía con la prostituta, como experta iniciadora en los placeres carnales.

Pero no solo descubrimos las obsesiones del director, sino también las fuentes de inspiración del autor, que no son otras que la realidad de la Italia del momento. Periódicos, revistas, prensa del corazón, noticiarios cinematográficas son para Fellini tan válidos como fuente de inspiración como los clásicos literarios. Gracias a eso, construye obras tan brillantes como La Dolce Vita, un fiel reflejo de la sociedad burguesa romana de finales de los ’50, con sus amores, sus milagros, sus fiestas y sus escándalos. Toda una disección de esa nueva caída del imperio burgués romano.

La muestra no olvida a Marcello Mastroianni, su alter ego en el cine, con quien trabajó en numerosas ocasiones, dotándole de su tan característico sombrero y rodeándole de un aura triunfal. En la exposición llegamos a entender esa conexión casi mística que sentían ambos, llegando a saber perfectamente uno lo que quería el otro sin órdenes de dirección de por medio.

Todo este recorrido por el imaginario felliniano viene acompañado de una gran cantidad de fotografías del rodaje de sus películas, fragmentos del documental Apuntes de un director (A Director’s Notebook) realizado por la NBC en 1969, escenas y fotografías de los castings realizados por Fellini y, para finalizar, las ilustraciones del ‘Libro de los sueños’, un diario de sueños ilustrado que el director realizó siguiendo el consejo de su psicoanalista.

En definitiva, la exposición ‘Federico Fellini. El Circo de las Ilusiones’ es un compendio más que completo sobre la vida, el cine y lo que esconde el cine de Federico Fellini. Una exhaustiva explicación del onírico universo felliniano que entusiasmará tanto a seguidores de la obra del director como a neófitos. Sin lugar a dudas una visita obligada para los amantes del séptimo arte que pasen por la capital.

Hablar de sueños es como hablar de películas, ya que el cine utiliza el lenguaje de los sueños: años pueden pasar en segundos y se puede saltar en un lugar a otro.

Federico Fellini

Viene dall’Italia: Iori’s Eyes. Melancolía, post-rock y ballenas amarillas en las que todo cabe


Clod, un chico hecho un tirillas que canta y toca la guitarra. Sofia, una chica con cara de niña y mirada perdida que toca el piano y el bajo. Esta es la carta de presentación de Iori’s Eyes, un grupo que viene de Milán y acaba de empezar.  Solamente tienen un EP en la calle, titulado “And Everything Fits in the Yellow Whale” publicado en 2009, y otro en el horno que, si no pasa nada, saldrá a finales de mes y se llamará “Matter of Time”. Ambos con cuatro temas, cantados en un perfecto inglés y producidos por Federico Dragogna, de la conocida banda italiana Ministri.

Probablemente no sea el mejor grupo para la sección “viene dall’Italia” dado que no son nada conocidos todavía y no llevamos muchas entregas, pero ya han salido en la Rolling Stone de aquí, cosa que significa que han empezado a llamar la atención de los medios “serios” del país de la bota. Y además, si te gustan bandas del estilo de CocoRosie o Mercury Rev, recomendamos darles al menos una escucha.

Las letras de Iori’s Eyes hablan de amor, ese tema del cual casi no hay ninguna canción. Pero de un modo sencillo y bonito, entre íntimo y trágico que les hace bastante especiales.

Según su Myspace, donde podéis escuchar más temas suyos, tienen una gira programada prácticamente por toda Italia para presentar el nuevo EP, sobre todo por el norte, cerca de su ciudad de origen. Por ahora solamente han actuado un par de veces en el extranjero. A ver si el que escribe tiene un poco de suerte y puede ir a verles.

Vuelve Barman & Flayer con un nuevo capítulo. Especial Waters, un capítulo de mierda


Barman & Flayer: los superheroes mas fiesteros que te puedas topar de morros.

Vuelven Barman & Flayer con otro capítulo en exclusiva para Paniko Nuclear. 6º edición de este cómic, que llega como un especial sobre lo que te puedes encontrar en los servicios de los festivales. Siéntete identificado con estas odiseas. Mucha mierda.

Haz click para ver el 6º Capítulo.

“Alma” un cortometraje de animación de Rodrigo Blaas, recién fichado por Dreamworks


“Alma” es el exitoso corto de Rodrigo Blaas, antiguo miembro de Pixar, que recientemente ha pasado a formar parte de Dreamworks. Rodrigo ha trabajado en proyectos de la talla de “Up”, “Wall-E” o “Buscando a Nemo” entre otros. El corto, tanto a nivel nacional como internacional, ha recibido numerosos premios y nomicaciones, entre ellas en los Goya de este 2010.

Su fichaje por Dreamworks le servirá para adaptar esta pequeña historia a su primer largometraje.

Todos recordamos la melodía, pero ¿quién sabe que las notas eran de Edvard Grieg?.


¿Quién no está familiarizado con el término “banda sonora”? ¿Quién no sabe incluso qué es “original soundtrack”? Para ponerlo difícil, ¿quién no podría mencionar al menos un par de compositores de bandas sonoras?.

Trent Reznor y Atticus Ross han compuesto la banda sonora de “La red social”. No la canción del tráiler, esa es “Creep” de Radiohead cantada por un coro (Scala & Kolacny Brothers), todo el mundo lo notó. Ahora escuchen una de las canciones de la banda sonora de esta última película de Fincher:

Les suena, ¿verdad?. Dirían que huele a Tim Burton, y si aguzan los sentidos igual me podrían decir que sabe a Danny Elfman, sin duda. Desde luego, esta canción aparecía en el teaser de La novia cadáver.

Pero esa melodía lleva arraigada en nuestro cerebro desde mucho antes. El genial Spike Jonze la usó hace unos años para el famoso anuncio de “GAP”; para el tráiler de “Funny Games” (la versión estadounidense de 2007) de Haneke también. Numerosos vídeos de YouTube, montajes, videojuegos tienen esa canción. La Electric Light Orchestra y el grupo finlandés de metal sinfónico Apocalyptica tienen versiones del tema en cuestión. Aunque puede que la primera referencia sea ya hacia 1931, cuando Fritz Lang la usó para su filme “M. El vampiro de Dusseldorf”. Incluso “Garfield” y el “Inspector Gadget “partieron de esta canción para elaborar sus sintonías. Y tras esta larga enumeración, ¿cómo estas notas de finales del s. XIX no van a estar en el imaginario colectivo de todos?.

Spot de Spike Jonze “GAP”:

Trailer de “Funny Games”:

La conocida pieza de la que os hablo lleva por nombre “In the hall of mountain king” (“En la gruta del rey de la montaña”) y es, en realidad, de Edvard Grieg. Este noruego fue un compositor de finales del XIX, uno de los pocos que se interesó por la música escandinava popular. Aunque sin duda, lo que le hace más famoso es por ser uno de los primeros compositores de bandas sonoras. La música incidental, en términos de teoría del cine, es la música que los personajes no oyen, pero sí los espectadores, lo que transmite lo que los personajes no son capaces de expresar. Pero la música incidental se remonta a la antigüedad. En el siglo XIX, Grieg compone las suites para acompañar la acción del drama de Ibsen, “Peer Gynt”, que narra las vicisitudes de un aldeano.

Mucha gente no sabrá hoy quién es Peer Gynt, ni siquiera Ibsen, o Edvard Grieg, ¿pero quién no recuerda esas notas?. Dicen que eso es la fama absoluta, conquistar el mundo, instalarse en la memoria de todos, como si ya la obra maestra fuese parte de cada uno. ¿El precio a pagar?. Que tal vez olviden tu nombre.

Grieg:

Llega a los cines “Déjame entrar” (“Let me in”): el remake americano de la película de Tomas Alfredson


Pues sí, parece que los americanos se aburrían y no tenían otra idea mejor que hacer un remake de una película que se estrenó hace dos años escasos.

Las diferencias están claras. La primera película, de Tomas Alfredson, tiene un toque y una sensibilidad especial, claro cine de autor. Está situada en la Suecia de los años ochenta. Este remake en cambio, tiene una clara tendencia a la comercialización, empezando por los mil anuncios que emiten por televisión, carteles y demás bombo mediático que se le está dando. Esta versión está situada en la América de la época Reagan. Ambas películas basan su trama en el best-seller de John Ajvide Lindqvist, Let the Right One.

Pese a estas diferencias a la hora de tratar la historia, lo que pasa es lo mismo: un niño solitario, que sufre las continuas bromas de sus compañeros de clase, ve como llega a su vecindario una misteriosa niña. Su llegada sucede paralelamente a la de una serie de extraños asesinatos que azotan la zona. Una mezcla de terror y amor pre-adolescente, muy diferente a las historias de vampiros a las que nos tienen malacostumbrados últimamente.

Tras esta crítica a la decisión de hacer un remake de una película que salió hace dos años con la única intención de explotar aún más la original historia, confieso que me quedo con esta segunda versión. Debo estar acostumbrado a cierto tipo de cine y a cierta situación de verlo, pero la versión americana me gustó más. Puede ser que Chloë Grace Moretz (la fantástica Hitl Girl en Kick Ass) sea una niña maravillosa, o que la presentación que viví en directo de la película en el pasado Festival de Sitges a manos de sus protagonistas y director (Matt Reeves) me hayan acabado de convencer, pero he de reconocerlo.

Para que salgáis de dudas, os aconsejo algo muy sencillo: ver primero la sueca, después ver la americana y comparar. Que cada uno saque sus propias conclusiones. Y recordad, hasta que no os den permiso para entrar, no lo hagáis.

Descubriendo el último trabajo de The Chap, esa rara banda londinense de pop experimental


The Chap llevan ya una década proponiéndonos su música. A mí me gustan porque su estilo tiene la bondad de no sonar como los centenares de bandas casi-clónicas que hay actualmente provenientes del mismo país. Su rollo es un pop con tintes electrónicos que de buenas a primeras nos suena raro, pero extrañamente pegadizo. Suele ocurrir que, tras un par de escuchas, nos venga a la cabeza alguno de sus estribillos. Y nos preguntaremos a nosotros mismos “¿por qué?”.

Tienen ya cuatro discos en la calle, pero es una banda injustamente poco conocida. No llegan a 400.000 scrobblings en last.fm, por poner una referencia (grupos como Lori Meyers tienen ya millón y medio, y la página es a nivel mundial). Aunque ya han actuado algunas veces fuera de su país de origen, nunca han venido a vernos a los españoles. Y por ahora no llevan intención de hacerlo. Lástima.

Su último disco, “Well done, Europe” ya nos sorprende por la portada. Al igual que las anteriores, no aparece ni el nombre del grupo ni del disco, pero tiene algo que nos llama la atención por su singularidad (por si alguno no se ha dado cuenta, es un osito). Pero lo que verdaderamente nos interesa es lo de dentro.

El disco se abre con “We’ll See To Your Breakdown”, muy en la línea de sus trabajos anteriores, y sigue con el primer single sacado del disco, “Even Your Friend”, que con una parte electrónica un tanto marciana y la combinación de voces masculinas y femeninas junto con los coros, no puede ser más pegadiza. Continua con “We Work In Bars” y “Obviously”, más relajadas, pero no menos pegadizas. Y así, la cosa fluye sin darnos cuenta, hasta acabar el disco. Destacaremos también “Maroccan Nights”, quizás el tema más contundente del disco, dentro de su estilo, claro está, y el tema que cierra el disco que, como su propio nombre indica, es “Unusual But Nice”.

Si te ha gustado este single, en Spotify está toda su discografía. Recomendamos temas como “Woop, Woop” del disco Ham y “Fun and Interesting” o “Carlos Walter Wendy Stanley” del álbum Mega Breakfast para ir haciendo boca. Seguro que no te dejarán indiferente.