Buried (Enterrado) llegó a las pantallas españolas el 1 de octubre rodeado de una enorme expectación


La trama es sencilla; un contratista norteamericano es secuestrado en Irak y enterrado vivo. En los supuestos noventa minutos que le restan para quedarse sin oxígeno tiene que conseguir el pago de su propio rescate (cinco millones de dólares), ayudado de un móvil y un mechero. Una situación agónica sin duda, que recuerda a la inolvidable escena de Kill Bill 2 (pero sin artes marciales). La lucha contra el pánico llevada al límite y la necesidad de agudizar el ingenio y mantener la cordura luchando contra la desesperación y el delirio ante una situación extrema y contrarreloj.

El director se encuentra en plena promoción después de arrasar en el festival de San Sebastián y Sundance (EEUU) donde se llegaron a formar colas de seis horas y a multiplicarse por cinco el valor de las entradas en la reventa.

Sin duda una película impactante que escarba en los miedos primarios del ser humano; pánico, frustración, ira, desesperación, miedo a la muerte… un catálogo de emociones que deja lugar también a la esperanza, la superación y la lucha por la supervivencia.

El film se grabo íntegramente Barcelona en diecisiete días, para el rodaje se contó con un decorado bastante básico, siete cajas de madera de diferentes características para lograr los diferentes planos, en su mayoría grabados con cámaras de infrarrojos.

Sin duda un agobiante entorno para el actor principal, y único, Ryan Reynolds, intriga saber como puede no aburrirte ver la misma cara durante hora y media, y al parecer lo consigue. El actor, acostumbrado a comedias de no mucho peso, más conocido por ser el ex de Alanis Morissette y actual esposo de Scarlett Johansson (un chico con suerte), se atrevió con este papel de difícil interpretación y no falto de sufrimiento físico. Las últimas escenas se rodaron con un equipo de UCI preparado y sufrió lesiones de espalda y quemaduras en los dedos.

Un brillante guión de Chris Sparling que deambulaba desde hacía un año sin un osado director que le diese la oportunidad, gustaba pero era “inrodable”. Así fue como llegó a las manos de Rodrigo Cortés, al que le sorprendió que nadie quisiese llevar a cabo este proyecto y se puso manos a la obra. Ahora lo que le sorprende es haberse convertido en el director de moda, y más teniendo en cuenta que su debut hace tres años con “Concursante” pasó desapercibido.

El director gallego se declara bastante insensato y gran admirador de Martin Scorsese. Algunos críticos afirman que consigue mantener el corazón del espectador a mil durante los noventa minutos en un ambiente de claustrofobia, suspense y un plan tan brillante que haría que Alfred Hitchcock se sintiese orgulloso. Casi nada.

Anuncios

3 pensamientos en “Buried (Enterrado) llegó a las pantallas españolas el 1 de octubre rodeado de una enorme expectación

  1. annie dice:

    ¡Quiero verla! 😀

  2. Mashinito dice:

    Vi el trailer hace un mes en el cine y mi fascinación fue instantánea. A ver si la veo pronto.

  3. L. Huesar dice:

    Yo la ví el Domingo. No está mal, peró no es tan pureta como en un principio parecía, ya que hay música y ciertos elementos que quitan ese supuesto sofoco que crea el film, pero tiene buen ritmo, y el final es genial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: