Archivos Mensuales: enero 2011

Entrevistamos a Iván Ferreiro antes de su concierto con el que arrancó la V edición de Gandiautor’11


Iván Ferreiro sigue destacando como uno de los cantautores de referencia del panorama pop rock nacional. Así lo demostró en su concierto de Gandiautor en el que se agotaron las entradas. El artista nos habló de temas como su último disco “Picnic Extraterrestre” , su pasado como vocalista en “Los Piratas” y de su postura crítica ante la Ley Sinde.

Después de cuatro discos en solitario podríamos decir que “Picnic Extraterrestre” es uno de tus discos más maduros. En él  llevas las emociones a unos extremos que en anteriores discos no se veían de forma tan clara. ¿En qué punto de tu carrera te encuentras con este disco?

De alguna manera siento como que hubiera terminado una fase. Ya lo sentía con el disco anterior que venía de hablar de cosas mías y de manera encriptada a veces y otras veces más clara. Entonces en Picnic dejamos volar un poco más la imaginación para exagerar las cosas y no contar cosas que nos pasaban necesariamente sino que como ya estábamos aburridos de lo que nos pasaba a nosotros pues supongo que hablará de los demás.

Fue un gusto de disco. Fue muy agradable el proceso de componerlo, de grabarlo. Yo es que los discos creo que no los veo igual que los demás porque tienen que ver mucho con mi vida diaria. No veo sólo el objeto al final sino que veo un montón de días de trabajo… La verdad es que estoy muy contento y creo que la gente lo está recibiendo muy bien y está disfrutando del disco.

Has hablado del proceso de composición ¿la canción Fahrenheit 451 es un tema que resume la esencia de tu último disco?

Yo creo que no. Creo que sí que representa en algún aspecto una forma de afrontar los temas. En este caso es la forma más amarga y más bestia pero no creo que el disco tenga esa tónica, creo que hay partes muy cariñosas en el disco. Es un disco más tirando a positivo y que Fahrenheit tiene en cierta manera un positivismo de en lugar de llorar ante lo malo pues por lo menos luchar un poco. Sí que tiene un punto muy luminoso y es un disco muy optimista por eso creo que hay que estar de muy buen humor para cantar Fahrenheit.

¿La idea de hacer una canción tan dura surge de forma esporádica o te enfrentas antes a un proceso de composición hasta llegar al resultado?

Depende de las canciones, hay cosas muy inmediatas. Trabajando con Amaro, por ejemplo, podemos ir muy rápido. Luego hay otras que voy masticando durante un tiempo indefinido a veces son unos meses, otras un año y otras veces son unos días. Este disco ha tenido ese grado de maduración de ir muy poquito a poco. Nos lo hemos planteado con mucha calma. Se dieron cosas muy espontáneas pero luego las variamos hasta ver si la idea espontánea era la mejor. Queríamos jugar a la vez con la espontaneidad y con pararnos un poco. Un poco con la artificialidad de las cosas. Las canciones son como lugares artificiales, lugares donde creas una historieta y la colocas en un contexto. Queríamos que tuviera ese punto, cuando llegaba la  mala hostia que tuviera toda esa mala hostia, cuando era muy cariñosa que  fuera muy cariñosa y luego que tuviera mucho humor. El disco tiene un montón de sentido del humor, es un humor bastante cabrón, pero es humor al fin y al cabo.

Las letras de tus canciones son uno de los puntos fuertes de Iván Ferreiro pero también lo fueron de “Los Piratas” ¿Qué queda del grupo al que perteneciste y que has dejado atrás en esta etapa en solitario?

Realmente ha cambiado todo en muchos aspectos. Yo soy la misma persona con las mismas cualidades y defectos que tenía antes. Lo que pasa es que no es la misma forma de trabajar en grupo y la mecánica de trabajo. Cómo se hacían las cosas y cómo se hacen ahora. Supongo que esas diferencias tienen que ver con que hay otro concepto de trasfondo a la hora de terminar la canción. Mientras que con Piratas había que hacer una canción donde tenía que ver todo mucho, el batería tenía que tener su parte y su personalidad, el bajista lo suyo…aquí se trabaja en función de la canción de otra manera. Y yo me he podido permitir entrar en muchos otros registros. Supongo que me meto en los registros que tengo yo directamente y antes tenía también la suerte de estar influenciado por muchos otros compañeros.

Podemos hablar de clásicos dentro de tu discografía como Turnedo o SPNB ¿Qué sientes al ver que la gente adopta tus canciones y las transforma en parte de sus vidas?

Te da mucha satisfacción por un lado, por otro lado es una responsabilidad porque entras de alguna manera en la vida de la gente. Es raro porque uno pasa la vida siendo un principiante y llega un momento en que ya eres un poco mayor. En este caso soy casi, casi viejo (risas). Entonces pues lo de tener clásicos no sé si me alegra mucho, me halaga pero por otro lado preferiría estar haciendo cosas nuevas o que se me viera más como alguien que hace cosas nuevas todo el rato más que clásicos.

Hablando del público, has conseguido mantener un público fiel que sigue asistiendo a tus conciertos y manteniéndote como un referente del pop rock nacional ¿El secreto tiene algo que ver con la cercanía que mantienes hacia ellos?

No lo sé, yo supongo que también con los años he ido manteniendo una relación con el público que se ha ido definiendo de cómo somos cada uno. Tengo un público que yo considero que tengo muchísima suerte. Es gente educadísima que me respeta mucho y que me trata muy bien. Y yo creo que en parte tiene que ver con llevar muchos años también viéndonos los unos a los otros. Hay un punto en el que aprendemos a conocernos y entonces creo que la gente sabe cómo acercarse a mí para poder charlar conmigo de la forma más natural. No sé si tengo una relación cercana con la gente supongo que unos días estoy más cercano y otros estoy hecho un cabrón pero como todo el mundo. Supongo que a medida que crezco me da más igual el no mantenerme siempre en velocidad de crucero, me da un poco igual el cambiar las velocidades. Hay días que estoy más fino y otros días estoy más torpe pero espero que la cosa sea porque hago canciones y que sean las canciones las que consigan eso y no que yo sea amable o deje de serlo.

Uno de tus rasgos distintivos es la voz, a través de ella nos transmites diferentes emociones según el registro que le das ¿Qué has ido descubriendo con tu voz a lo largo del tiempo?

Durante temporadas he trabajado mucho en ello. Hubo un momento en que trabajé para cantar cualquier tipo de canción. La voz es un instrumento más y en mi caso tengo un instrumento bastante limitado. No tengo una voz con un registro de la hostia. No soy un tipo como Pavarotti con un vozarrón de la hostia. Tengo la mía que es pequeñita y lo suyo…Pero creo que con lo que hay se pueden ir buscando matices todos los días y creo que ayudan mucho a encontrar esos matices y esos registros las canciones. El hecho de componer canciones que exijan un registro determinado. Eso me ayuda a variar las cosas porque la voz que tengo es la que hay y mucho más no le puedo hacer… (Risas)

La V edición de Gandiautor ha generado mucha expectación por la calidad de los artistas que pasarán por el ciclo. ¿Cómo surge la oportunidad de participar en el proyecto? ¿Crees que la música de autor se potencia lo suficiente en España o se podrían hacer más cosas?
Pues mira cómo llegó hasta mí la verdad es que no tengo ni idea. Me dijeron nos vamos a Gandia que es como hago siempre. Por otro lado yo creo que se está apoyando la música en general y no sólo la música de autor sino muchas otras músicas. Lo que pasa es que creo que hay tantas músicas en este momento y tantas formas distintas de ver la vida…el planeta crece, la población mundial a una velocidad desproporcionada. Entonces mientras que antes había los de los Rolling y los de los Beatles ahora están los Emos, los del Hip Hop, los del Reggaeton…Existen un montón de gustos diferentes y un montón de gente sigue esos gustos, es decir, cosas muy minoritarias ahora son minorías muy grandes.

Y por otro lado, vivimos en una época en la que existe Internet, existe una  polémica grandísima sobre las leyes que se están aplicando a Internet. Realmente… actualmente no tengo ni puta idea ni de cómo se puede ayudar ni de cómo se puede “desayudar”. Lo que está claro es que son momentos turbulentos a un nivel de entender cómo se va a ganar la vida la gente, es decir, mientras que antes tenías claro de dónde venían los ingresos ahora ya no están tan claros los ingresos de ciertos sitios. Hay que readaptarse. Hay que adaptar las mentalidades de la gente entonces todo lo que es ayudar viene bien lo que pasa es que no sé hasta qué punto estamos  ya sobrepasados de cosas. No sé hasta qué punto nos va a engullir todo esto a todos, no me refiero a los artistas…es todo una burrada.

Has mencionado el tema de la Ley Sinde, están hablando del cine pero  ¿al sector musical también afecta no?

Sí, el problema es ese. El problema es que sólo hablan del cine. Cuando a los del cine habría que mandarles ese mensaje “mira me voy  a bajar todas las pelis del cine español porque las pago yo”. El cine español lo pagamos todos. Lo que es increíble es que sean unos tíos que están pagados por el gobierno los que están decidiendo y en el fondo el gobierno lo único que quiere es recuperar su inversión. Entonces deja de invertir en el cine películas de mierda que no le interesan a nadie, que los cineastas se busquen la “pasta” como se la buscan en Hollywood o en cualquier otro sitio.

Por otro lado la Ley Sinde es una vergüenza absoluta, está mal planteada, está planteada por gente que no tiene ni puta idea…La ministra yo creo que roza la estupidez absoluta. No me parece ni una persona brillante, ni que sepa. Por otro lado no hay más que ver su obra (risas), la obra de nuestra ministra porque tiene su propia obra y para darte cuenta de que no es precisamente tal… Y el hecho de que haya pasado lo que ha pasado con Álex de la Iglesia que era el primero que empezó a tener un contacto con los internautas que yo he vivido por Twitter y he estado viendo ahí lo que es dialogar, que es la única manera que existe pues se ve que la Ley Sinde no respeta ese diálogo. Hay un montón de cosas en esa ley que no están bien. No quiero pararme a enumerar porque no me las sé por un lado y me sé dos o tres y también es un coñazo explicárselo a la gente. Pero básicamente yo creo que no contenta a nadie.

Yo personalmente creo que en algún momento los de la música tendremos que juntarnos para darnos de hostias con los del cine porque en el fondo para mí son más enemigos míos los del cine que los internatuas. Veo que puede más la Academia del Cine respecto a decisiones políticas de lo que puede la gente opinando. A mí un presidente de la Academia que me gustaba que me empezaba a caer bien, que me cae bien de hecho. Creo que me cae mejor hoy en día ese presidente o ex presidente de la Academia que empezó a hacer cosas razonables desde un punto donde yo no puedo hacerlo. No tengo a tanta gente que me mira como a  Álex de la Iglesia y el que podría hacerlo es Alejandro Sanz pero se dedica a twittear estupideces y a comparar la piratería con el hambre en el mundo y con el SIDA. Ayer  en el ABC un productor de cine le decía a Álex de la Iglesia que negociar con los internautas era como negociar con los camellos el precio de la cocaína…Se les está yendo la olla a todos.

Yo creo que los músicos y los cineastas de entrada tenemos necesidades distintas y no nos están teniendo en cuenta. Están hablando con los cuatro pringados que son millonarios y que pagan sus impuestos en Miami. Te recuerdo que Alejandro Sanz vive en Miami y no paga sus impuestos aquí ¿Viene aquí a opinar todo lo que le da la gana ese tío? Hay que empezar a cambiarlo todo y el problema es que yo no voy a tener la voz suficiente ni la música tenemos la voz suficiente porque la crisis está arrasando con nosotros. Somos la industria con menos posibilidades en este momento. Lo que quedamos son artistas como Luís Ramiro, como Love of Lesbian, como yo que vamos tocando por ahí. Nosotros no tenemos ni siquiera capacidad de reunión o una capacidad para decir lo que pensamos porque somos muy pequeños pero hay mucha gente que está detrás de nosotros. Lo que pasa es que nuestra industria es totalmente distinta a la del cine…a nosotros no nos pagan los discos. No viene el gobierno y nos los paga. Si nosotros no vendemos los discos pierde nuestra compañía y pagamos nuestro contrato. Y aquí están todos hablando de un montón de “movidas” que yo no entiendo. O se ponen las pilas o vamos a tener un verdadero problema y no va a ser internautas contra artistas. Va a ser un montón de artistas contra los del cine básicamente.

Aprovechando ese diálogo con los internautas les propuse si te querían hacer alguna pregunta y me dijeron que querían saber si eres tan sensible como lo pareces cuando cantas y si el equilibrio es imposible.

Supongo que no soy tan sensible como todo el mundo cree ni tan duro tampoco. O a veces más sensible y a veces más duro como todas las personas. Y si ¿el equilibrio es imposible? Yo creo que sí que es imposible el equilibrio.

…¿lo mantienes?

Sí. De hecho el Universo se va a ir a tomar por culo porque nunca va a alcanzar un equilibrio. Hay una pared de equilibrio que es el movimiento pero no es un equilibrio real. Se acabará colapsando.

Para terminar ya. Has participado en diferentes proyectos, en Laboratorio Ñ colaboraste con Pereza y Quique González entre otros ¿Tienes prevista alguna colaboración o proyecto de cara al futuro para darnos una visión de tu horizonte?

Ahora estoy dedicándome a ir de gira que es lo que me gusta y grabando cosas en mi casa con otros artistas y produciendo cosas. Estoy dedicado a la vida tranquila, la cocina…y las giras.

Entrevista: Clara Sapena. Fotografías: Víctor Hurtado.
Agradecimientos: Nacho Rees, Pepe Morant, Eva Vitoria y organizadores y colaboradores del ciclo Gandiautor 2011, Produce-Me, Sala Eclipse y El Varadero.

La 5ª Edición de Gandiautor arranca con fuerza con el concierto de Iván Ferreiro


El pasado viernes se inició el ciclo de Gandiautor’11 con un éxito absoluto de la mano de Iván Ferreiro y Luis Ramiro llenando el aforo de 800 personas de la sala Eclipse de Gandia y agotando todas las entradas. El primero de los siete conciertos del ciclo abrió con fuerza esta edición consolidándola como uno de los referentes de la música de autor a nivel nacional.

El concierto comenzó a las 22.00h de la mano del cantautor madrileño Luis Ramiro, que ya actuó en anteriores ediciones del ciclo, presentando su disco “Dramas y Caballeros”. Por su parte Iván Ferreiro hizo un repaso de su último disco “Picnic Extraterrestre” interpretando canciones cargadas de emociones y acompañadas por un público entregado. El ex vocalista de Los Piratas también interpretó algunos de sus temas más conocidos como “Turnedo” o “El equilibrio es imposible”.

Gandiautor’11 ha generado una gran expectación por la calidad de los artistas que conforman el cartel de su quinta edición. Entre ellos figuran Ariel Rot, Quique González, Christina Rosenvinge y Tontxu entre otros. El ciclo de música de autor promovido por el empresario Nacho Rees y respaldado por la productora ProduceMe pretende impulsar a artistas noveles acompañándolos por reconocidos cantautores del panorama español.

El próximo concierto será el ofrecido por Rebeca Jiménez y Vicky Gastelo el 18 de febrero en la sala El Varadero de la playa de Gandia.

Fotografía:Víctor Hurtado.

The Green Hornet: el nuevo y diferente trabajo de Michel Gondry


Ya está en los cines The green Hornet, la película basada en un personaje de radio y televisión americano. En esta ocasión, la historia es llevada a la gran pantalla de la mano del conocido realizador francés Michel Gondry, pero como diría Jack el Destripador, vayamos por partes:

La historia nos narra como Britt Reid (interpretado por Seth Rogen) hereda el imperio periodístico de su padre al morir éste en extrañas circunstancias. Él, que nunca se ha preocupado por hacer nada decente con su vida, se encuentra con que tiene el control sobre uno de los periódicos más importantes de la ciudad y no sabe muy bien qué hacer con ello. Conoce a Kato (Jay Chou) y los dos se ven llevados a sacarle provecho a su poder combatiendo el crimen. Britt toma el nombre de “The Green Hornet” y junto a Kato, el diseñador y creador de todas las armas, recorren la ciudad tratando de hacer justicia. Aparece entonces la secretaria de Britt (Cameron Diaz) con la que pasa algo, y por otro lado está Chudnofsky, que es el antagonista principal de la historia, interpretado por el merecidísimo ganador del Oscar en 2010 al mejor actor secundario por su papel como coronel Hans Landa en Inglorious Basterds. El genial, el inconfundible… Christoph Waltz. La presentación no es exagerada ya que este hombre es, en mi opinión, el mejor malo del cine actual. Vale que gran parte del mérito sea del guionista y el personaje que escribe, pero este hombre le da el toque que necesita para crearte un villano inhumano y despiadado al que acabas adorando y con el que no dudarías en irte a tomar unas copas aunque luego te vaya a matar con su pistola de doble cañón.

Tema a parte es quién dirige la película. Según pone en los créditos finales (muy chulos, por cierto) es Michel Gondry pero… yo creo que no es él. Gondry nos tiene acostumbrados a un tipo de cine en el que los elementos oníricos y fantásticos están a la orden del día. Los personajes tienen sus preocupaciones y en lo más profundo de su ser se nos muestran frágiles como figuritas de vidrio. Esto es a lo que nos tiene acostumbrados Michel Gondry. Con este trabajo… el director francés se desmarca bastante del mundo que él mismo creó con películas como Eternal sunshine of the spotless mind (¡Olvídate de mí!) o The science of the sleep (La ciencia del sueño). Con esto, no quiero decir que una cosa sea mejor o peor. Son diferentes y para gustos los colores, pero me cuesta encajar que Gondry haya hecho este tipo de película pese a que yo disfruté de las dos horas que estuve en la butaca y me reí como el que más.

Conclusión: Gondry ha entrado de lleno en el circo cinematográfico americano, con sus elevados presupuestos y su pasión por los tiros y explosiones. No es el Gondry del que algunos nos enamoramos, pero la película es entretenida y para pasar un rato pues no está mal, pero que nadie vaya a verla con la idea de ver una película de Gondry porque se llevará una decepción.

Entrevista a Infected Infants, el lavado de cara de la escena metálica valenciana


Algo está pasando en Valencia. En un plazo de pocos años una oleada de nuevas bandas metálicas está haciendo mucho ruido, desbancando los estereotipos de la escena. Hablamos de bandas como Deus Irae, Monkey Hole, Shadows of the Sunshine, o la banda que os presentamos hoy: Infected Infants, hijos bastardos del metalcore a lo Everytime I Die o Bring Me The Horizon con toques electrónicos a lo Enter Shikari, esta banda está pegando pasos de gigante en la escena valenciana, y pronto asaltarán al resto de la península. Preparaos para la infección.

Hola chicos, para empezar la entrevista ¿Podríais hablarme un poco de los inicios de la banda?

Como en todos los géneros under, la búsqueda de los componentes es lo más difícil. El nuestro fue el caso de cinco personas que buscaban sonido distinto y un mismo objetivo, todos nos conocíamos, lo que facilitó una conexión especial desde el principio. Con los primeros conciertos, el grupo fue cogiendo una comprensión entre los miembros que hizo muy fluida tanto la composición como la puesta en escena.

¿Cómo definiríais vuestro sonido?

El sonido agresivo, las melodías potentes, y una importante presencia de armonías, son la base del estilo. Con mezcla de influencias por parte de los componentes, el estilo busca ser algo fresco, e impactante. Naciendo de estilos muy clásicos y a la vez dispares, en Infected Infants hemos buscado dar un aire nuevo a nuestra música, que definiese partes de nuestra personalidad e integrase a la vez un estilo que crece cada día más en las calles.

Chicos, me recordáis muchísimo a los japoneses Crossfaith y los británicos Enter Shikari y Bring Me The Horizon, tanto por estética como por el uso de la electrónica ¿He acertado en la descripción?

Por supuesto nos encantan los grupos que has nombrado, son bandas con unas importantes raices en nuestras composiciones. Otros grupos como The Devil Wears Prada o Underoath tienen también un gran peso en nuestra esencia.

¿Cuáles son vuestras bandas favoritas?

Underoath, The Devil Wears Prada, Bring Me The Horizon, The Word Alive entre otras muchas.

Me encanta vuestro Myspace, realizado por This Corpse Dance, ¿Qué importancia le dais a las redes sociales y de que manera las enfocais a la hora de promocionaros? ¿Cómo enfocáis el espinoso tema de la descarga de archivos de la red ?

La difusión vía online es hoy en día la más importante para la música, y tanto las canciones, como las fotografías, vídeos, blogs y todas las redes sociales, son las que llevan al grupo a todos los hogares. Ante el tema de las descargas online, no hemos tenido que enfrentarnos a ese problema, nuestros temas están colgados de forma gratuita en nuestro myspace.

El metalcore, por lo general, tiene una importante base estética, ¿Qué importancia le dais a esa parte?

La escena metalcore, a nivel social engloba muchos estilos, y la estética tiene una gran importancia, ya que refleja en muchos sentidos nuestra personalidad. Intentamos darle a al gente una visión de nuestras creencias e inquietudes a través de nuestra música y por supuesto de nuestra estética.

Y a nivel de letras, ¿En que os basáis, que os inspira?

En Infected Infants, las letras nacen partiendo de la música, nuestras letras, reflejan historias, que tienen que ver tanto con los temas más filosóficos, como con los más cotidianos. Generalmente, los sentimientos expresados en nuestra música son los que inspiran las letras.

Tanto en el myspace o el propio logo se aprecian influencias orientales ¿A que responde este gusto por lo exótico, que está tan alejado de la estética violenta o transgresora que se suele asociar a este estilo?

Cuando decidimos enfocar nuestra estética, tanto en el myspace, como en el logo, quisimos desvincular la violencia propia del estilo visual, y darle un aire más espiritual, buscando un contraste directo con la música.

Es bastante palpable que formáis parte de una nueva oleada de grupos metaleros valencianos como Khnum, Destino Zero o Shadows of the Sunshine, de hecho soléis coincidir en muchos conciertos y festivales. ¿Os consideráis parte de un movimiento? ¿Cómo os lleváis con el resto de bandas?

El panorama under valenciano, está formado por un gran número de bandas emergentes, nos gusta mantener una buena relación con todos los miembros de las bandas colegas, y con muchas como Shadows of the Sunshine, Between 4 Walls, Nadian y Farm school holocaust, mantenemos una gran amistad fuera de los escenarios.

¿Cómo veis el estado del metal valenciano? ¿Creéis que se está creando una nueva generación de bandas de metal que hagan de relevo? ¿Seguís a alguna banda local en especial?

Es evidente que en la sociedad valenciana se está gestando una nueva generación de bandas metal, una gran cantidad de bandas nacen cada día y muchas se están proyectando mucho más lejos. Bandas españolas como Noiseast, Far n’ hate, y Undercore están a un nivel tan alto como el internacional y las seguimos de forma habitual.

¿En que proyectos andáis metidos ahora mismo? ¿Estáis pensando en la grabación de material?

Actualmente estamos volcados en terminar el que va a ser nuestro primer LP, y a la vez, en cerrar la gira para este año que viene, en la que nos moveremos por todo el pais, y fuera de nuestras fronteras.

Y para finalizar, la PREGUNTA FRIKI para Felipe (Voz): ¿Piensas tatuarte medio cuerpo como Mitch Lucker de “Suicide Silence” u Oli Sykes de “Bring Me The Horizon”? Porque no se si lo sabías, pero Sykes sale mucho en la Bravo Magazine inglesa.

jaja! pues en un principio no entraba dentro de mis planes tatuarme, y con respecto a la Bravo Magazine, tampoco es el tipo de revista que suelo leer, así que no me preocupa demasiado no cubrir la portada.

Bueno, chicos, ha sido un auténtico placer. ¿Algo que decir a nuestros lectores?

Ha sido un placer para nosotros poder llegar a todos los lectores, y también agradecer el tiempo dedicado con vuestra entrevista, y por supuesto invitaros a seguirnos en nuestro recorrido.

Mis joyitas del cine independiente y otras que todo el mundo debería conocer


Algunas mientras las vemos no tenemos ni idea que han costado lo que se gastan en Hollywood en comer un fin de semana, y ni se nota. A otras se le nota muchísimo y ahí reside parte de su belleza. El cine independiente es el que no ha tenido el apoyo de las grandes productoras contando así con un bajo presupuesto. Hoy en día ya se ha convertido en un género en sí mismo para facilitar su comercialización, aunque sigue siendo muy difícil ver muchas de estas películas en unas  salas multicine de esas que tanto han proliferado.

Otra cosa que ha ayudado mucho a que este tipo de cine llegue un poco más al gran público son los festivales de cine que están surgiendo por muchas ciudades de España como el Festival de cine europeo de Sevilla o el Cineuropa Festival de Cine de Santiago de Compostela entre otros más conocidos, una verdadera oportunidad de ponerte las botas de buen cine. Probablemente lo más destacado es su temática que suele salirse de los límites impuestos del cine comercial. En teoría, el cineasta independiente tiene el control total de su creación hasta el final del proceso.

De todas las películas que podrían encajar en esta etiqueta de cine independiente, unas más otras menos, me gustaría destacar unas cuantas. No son las mejores ni las peores, son mis joyitas:

Deseando amar (In the mood for love)

Director: Wong Kar-Wai

Año: 2000

País: Hong Kong

Preciosa de principio a fin, con una trama sencilla y una excelente banda sonora (algunos temas cantados en español por Nat King Cole) te introduce de lleno en los dos personajes principales y en su particular relación. Mucho humo, vestidos elegantes, miradas eternas, “Jumeji´s Theme” sonando y se para el mundo, haced la prueba. Ésta es la segunda parte de la trilogía del director Wong Kar-Wai junto a Days of Being Wild (Días Salvajes) y 2046.

Mulholland Drive

Director: David Lynch

Año: 2001

País: EE. UU.

Como algunas otras de David Lynch, esta película es necesario verla al menos un par de veces para salir de la confusión que produce, es una de esas que cada uno interpreta libremente. Te pierdes y te encuentras varias veces y al final quedas impresionado entre otras cosas, por el lío Betty-Rita, el rollo lésbico más desconcertante de la historia del cine.

Hacia rutas salvajes (Into the wild)

Director: Sean Penn

Año: 2007

País: EE. UU.

Sean Penn nos muestra la experiencia vital de Christopher McCandless, un idealista que sigue el camino de su utópico sueño hasta el final. La libertad absoluta y el anticapitalismo llevados al extremo. Consigue darle sentido al concepto de “autoestopista mochilero” de Kerouac.

The man from earth

Director: Richard Schenkman

Año: 2007

País: EE. UU.

¿Qué pasa si un hombre, desde el Paleolítico superior sobrevive hasta el día de hoy? Es increible, pero está contada de tal manera que dudarás si creertelo aunque sea un poquito y desde luego le darás vueltas a la cabeza. John Oldman (que graciosos) tiene 14000 años y le cuenta a sus amigos atónitos, como os podeis imaginar, quién ha sido todo ese tiempo. Uno de los detalles fundamentales es que cada amigo del protagonista intenta dar explicación a lo que escucha desde áreas de conocimiento muy distintas entre sí, se encuentran un médico, un profesor de historia, un biólogo, un psicólogo y otros tantos.  Ejemplo perfecto de un buen guión con poco presupuesto (200.000 $!) que se convierte en película de culto.

Corre, Lola, corre (Run, Lola, Run)

Director: Tom Tykwer

Año: 1998

País: Alemania

Frénetica película alemana, que nos muestra las opciones posibles que tiene Lola para conseguir una cantidad de dinero necesaria para salvarle la vida a su novio. Te van a entrar ganas de correr detrás de Lola, aviso.

Roma

Director: Adolfo Aristarain

Añó: 2004

País: Argentina

Roma es la historia de un hombre (José Sacristán)  que vivió la década de los 50 y 60 siendo un niño, de cómo creció  y vivió. Ahora es escritor y prepara sus memorias con la ayuda de Manuel Cueto (Juan Diego Botto). Sus recuerdos están llenos de referencias al jazz, a la literatura y al cine. En realidad Roma es el nombre de su madre, persona indispensable en todos los acontecimientos de su vida.

(500) días juntos (500 days of summer)

Director: Marc Webb

Año: 2009

País: EE. UU.

Al principio dice que no trata de amor, yo diría que trata del desamor que se vive estando en pareja cuando uno de los dos no reconoce que es así. Otra llena de referencias musicales de muy buen gusto y con una banda sonora de las que querrás llevar siempre encima. No es la típica, en serio.

El primer día del resto de tu vida (Le premier jour du reste de ta vie)

Director: Remi Bezançon

Año: 2008

País: Francia

Un matrimonio con tres hijos, 5 días decisivos en sus vidas a lo largo de doce años y cada uno de ellos centrados en una persona de la familia. La grandeza de la cotidianidad y el implacable paso del tiempo. Por un momento parece que lo entiendieras todo y por eso te sientes identificado con los hijos, con la madre y con el padre.

El escritor (The ghost writer)

Director: Roman Polanski

Año: 2010

País: Alemania

Quizás Polanski cuente con mucho más prespuesto hoy en día que los directores antes mencionados, pero antes de llegar a Hollywood y convertirse en uno de los mejores directores del mundo como se le considera hoy en día, su cine no podía encajar mejor dentro del género de autor. De hecho, actualmente no creo que haya nadie que se atreva a decirle por donde debe encauzar sus películas. Por eso me voy a permitir meter una de ellas en esta lista.

Puede que “El escritor” no sea su mejor película porque ha hecho muchas y muy buenas, pero ha sido una de las últimas que me ha hecho sentir que estaba viendo auténtico cine. Ewan McGregor genial como siempre.

Balada triste de trompeta: ahora sí que le tendrás miedo a los payasos


Haces unos días se estrenó Balada triste de trompeta, la nueva película de Álex de la Iglesia y aunque no se dijera que es suya se podría deducir.

La nueva película del actual presidente de la Academia de Cine español cuenta como dos payasos de un circo (Antonio de la Torre y Carlos Areces) se enamoran de la misma mujer, la trapecista, interpretada por la provocativa y sensual Carolina Bang. Todo esto situado en la España de 1973 con un régimen franquista que atravesaba por sus últimos momentos y cuya historia se repasa durante un trozo de la película con varias imágenes significativas de aquellos años.

Los expertos dicen que es la película más personal del director español y seguro que es así. El film cuenta con momentos de sexo, violencia y humor negro, elementos siempre característicos de los trabajos del director. Todo esto, contado de la manera que el propio director lo vivió y así lo ha dicho en varias entrevistas en las que ha confesado que la idea de hacer la película le vino gracias a la canción de Raphael y así lo muestra dónde se le hace un pequeño homenaje. También han tenido mucha influencia a la hora de narrar la historia, los payasos de la tele, tan famosos en aquella época. Estos elementos fueron algunos de los que contribuyeron a que la película consiguiera los premios de “Mejor dirección” y “Mejor guión” en el pasado Festival de Venecia.

A parte del contenido, la forma también es muy propia del director. Una fotografía muy cuidada y unas interpretaciones muy decentes (excepto de Carolina Bang, lo siento, no me creí su papel en los momentos de mayor emoción).

Y ya personalmente, aún a riesgo a que a nadie le importe mi opinión, diré que en general me ha gustado bastante, tanto la historia cómo la manera en que se cuenta. Es una gran ida de olla bastante interesante, para sacar otras valoraciones hay que aprovechar estos días de medio descanso, para ir a verla y pasar un buen rato en la butaca del cine.