“Wonky”, de Orbital: Ocho años de espera que han valido la pena hasta el nuevo disco


¿Quién se acuerda del año 2004? ¿Y quién se acuerda de la música de discoteca dominante en aquel año? Os refrescamos la memoria: Ya pasada la época dorada del techno y del gabber más bakala, estábamos en tiempos de house. Personajes como Beni Benassi, Royal Gigolos, Global Deejays o Alter Ego lo estaban petando, comenzaba a sonar fuerte gente como David Guetta y la gran maldición del reggaetón empezaba a extenderse en las salas como una gran mancha de aceite, que llega hasta nuestros días.

En medio de este panorama de música extremadamente machacona, había un duo electrónico llamado Orbital que empezó ya en los ochenta y que seguía fiel a su estilo. Se encontraban en su mejor época: “The Altoghether” en 2001, “Octane” en 2003 y “The Blue Album” en 2004. Hits que contrastaban con la música de la época por su lentitud de ritmos y duración, casi siempre más de 5 minutos. Pero después de esto, llegó la gran sequía. Siguieron actuando y girando alrededor del planeta con sus temazos, pero en ocho años apenas sacaron un par de singles. Hasta finales del año pasado, que anunciaron por fin un LP nuevo para 2012.

El single de adelanto fue “Never”. Un tema correcto, pero no es la clase de música que uno esperaba tras estar tanto tiempo sin pisar un estudio de grabación. Hace unas semanas también pudimos escuchar el segundo single extraído de “Wonky”, llamado “New France”, que se trata de una colaboración con Zola Jesus. La cosa ya iba mejorando, acercándose más al sonido que todos reconocemos como Orbital.

Y por fin, a unos días de la fecha de salida oficial, que era el domingo 31 de abril, ya se filtró el disco entero y todos lo hemos podido escuchar. Sinceramente, creo que los singles elegidos para presentar el disco son los dos peores cortes que contiene. “Wonky” es un LP con muchísima miga, sin a penas temas de relleno. Destacamos primero que nada “Stringy acid”, “Beelzedub” y la que pone nombre al álbum, cuyo videoclip acaba de salir y podeis ver más abajo. Tras una segunda y tercera escucha, canciones como “Where is it going?”, que cierra el disco, o “One big moment”, que lo abre, también acaban enganchando. Nos encontramos ante un trabajo de calidad, señores.

Les perdonamos que nos hayan dejado húerfanos durante casi casi una década. Orbital siguen en sus trece, fieles a su estilo de canciones lentas y larguísimas (la más corta, “Never”, ya dura 4:40), pasando totalmente de la corriente dubstep que invade hoy en día el mundillo de la electrónica.  Chúpate esa, Skrillex.

Por último, solo nos queda recordar que este verano les vamos a tener presentando el disco nuevo -por fin- en nuestras tierras. En agosto pasarán por el Creamfields, pero ya en mayo les tendremos en Canarias en el Rock Coast Festival. ¡No os los perdáis!.

Orbital “Wonky”.

Orbital “New France”.

Anuncios
Etiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: